domingo, 4 de marzo de 2012

Rinocerontes extintos y en peligro de extinción

Habitaba al centro-oeste de la sabana Africana, tenía dos cuernos y medía casi 2 metros de alto y casi 4 metros de largo. Era el rinoceronte negro occidental (Diceros bicornis longipes), una subespecie de rinoceronte negro (Diceros bicornis) y pertenecía a la familia de los rinocerontes (Rhinocerotidae).
En la década de 1980, debido a la intensa caza furtiva y a la ineficiencia de los intentos de conservación de las diversas autoridades y organizaciones internacionales, la población de los rinocerontes negros occidentales se había reducido a solo unos centenares según las cifras oficiales, pero entrado el nuevo milenio -más exactamente en el año 2000- se contabilizaron solo alrededor de 10 ejemplares vivos en la República de Camerún, país que se convirtió en el último hábitat conocido de la subespecie. No obstante, un nuevo estudio de la subespecie realizado en 2006 no logró hallar con vida a ningún ejemplar de la especie, y por ese entonces no se conocía a ningún ejemplar vivo en cautiverio. Los estudios e intentos por encontrar ejemplares -o al menos un ejemplar- del rinoceronte negro occidental siguieron durante los siguientes años, y finalmente el 10 de noviembre de 2011, a través de la nueva actualización de la Lista Roja de Especies Amenazadas elaborada por la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) declaró oficialmente extinto al rinoceronte negro occidental. Una vez más, así, la caza furtiva ganó otra batalla más.

Sumada a la nefasta noticia de la extinción del rinoceronte negro occidental, la nueva Lista Roja declaró en estado de "extinción silvestre" al rinoceronte blanco norteño (Ceratotherium simun cottori), subespecie de rinoceronte blanco (Ceratotherium simun), lo que quiere decir que los únicos ejemplares de rinocerontes blancos norteños que se hayan con vida se encuentran en cautiverio. Para esto, la población silvestre de los rinocerontes blancos norteños se había reducido de 500 a solo 15 ejemplares para comienzos de 1980 debido a la caza furtiva indiscriminada, pero durante toda la década de 1990 la población logró recuperarse hasta llegar su población alrededor de los 30 ejemplares. Sin embargo, entre los años 2000 y 2003 la caza indiscriminada y furtiva se intensificó, y la población nuevamente se vio afectada, lográndose contabilizarse solo 7 ejemplares si bien las estimaciones eran de alrededor de 10 ejemplares con vida. Pero no obstante los intentos por conservar a la subespecie -las autoridades incluso llegaron a tomar la cruda decisión de descornar a todos los ejemplares de rinoceronte blanco norteño para que los cazadores furtivos no los maten para quitarles los cuernos-, los rinocerontes blancos norteños terminaron desapareciendo, según lo declaró en 2008 la World Wildlife Fund (WWF) al estimar que probablemente la subespecie ya se había extinguido en su hábitat natural. Finalmente, la Lista Roja lo confirmó en 2011, declarándose que actualmente solo se encuentran con vida -en cautiverio- solo 5 machos y 2 hembras, lo que convierte al rinoceronte blanco norteño en una "especie en peligro de extinción crítico".
De igual manera, en 2011 también fue declarado en estado de "extinción silvestre" el rinoceronte de Java (Rhinoceros sondaicus), una de las tres especies de rinocerontes que habitan en el continente asiático, al ser hallado muerto en 2010 el último rinoceronte de Java en el Parque Nacional de Cat Tien, en Vietnam, lo que significa que actualmente ya solo quedarían alrededor de 50 ejemplares de esta especie en Indonesia, en la isla de Java, en el Parque Nacional de Ujung Kulon. En un principio se creía que aún quedaban más ejemplares en Vietnam debido a que se encontraron excrementos de esta especie en distintos lugares del Parque Nacional de Cat Tien, pero los estudios de ADN realizados desde el hallazgo del cadáver en 2010 hasta 2011 arrojaron que se trataba de excremento del mismo individuo. Debido a esto, el rinoceronte de Java es ahora una especie en peligro de extinción, y todos los ejemplares vivos de esta especie se hallan en cautiverio, en el Parque Nacional de Ujung Kulon, en Indonesia.

Asimismo, en la actualidad, tanto el rinoceronte negro (Diceros bicornis) como el rinoceronte de Sumatra (Dicerorhinus sumatrensis) son otras dos especies de rinocerontes que se encuentran críticamente amenazadas. Y aunque las autoridades locales, la Fundación Internacional por los Rinocerontes y los organismos internacionales como la WWF y la UICN hacen sus mayores esfuerzos para conservar a las diversas especies de rinocerontes que habitan en África y Asia, la caza furtiva indiscriminada sigue siendo un peligroso y atroz enemigo, pues en el mercado negro cada cuerno de rinoceronte puede llegar a costar alrededor de 30,000 dólares estadounidenses. Pero, ¿quiénes compran los cuernos de rinocerontes? Pues los principales consumidores de cuernos de rinocerontes son los chinos, pues en la medicina china los cuernos de rinocerontes son usados para curar fiebres y convulsiones. Por otro lado, ya que el cuerno de rinoceronte está compuesto por queratina y en realidad no tiene un núcleo de hueso, en India, Yemen y Omán estos son usados para confeccionar mangos de dagas y demás ornamentos. ¿Costumbres, creencias o un chiste? Pues no, no lo es, es una triste y cruel realidad.


A bajo, acompañado por dos guardias de conservación, uno de los últimos rinocerontes blancos norteños que habitaron la reserva de Ol Pajeta Conservancy, en Kenia, y que tuvo que ser descornado para que no sea cazado por los cazadores furtivos. La fotografía fue tomada por Brent Stirton para la National Geographic.



Lunes 5 de marzo de 2012.
GianGian Producciones.